• 10
  • May

España, uno de los países con menos enfermeros del mundo

España tiene 5’2 enfermeros por cada 1.000 habitantes mientras la media europea es de 8’4. Países como Dinamarca o Finlandia elevan ese porcentaje hasta un 16 por 1.000. Estos datos preocupan a la OCDE que aconseja promover políticas para crear condiciones laborales que eviten la fuga de enfermeros a otros países

En el último documento sobre el perfil sanitario de España, elaborado por La Organización para la Cooperación y el Desarrollo, se advierte de los riesgos que implica ser uno de los países con menos enfermeros del mundo. El dato no es un nuevo, lo ha publicado y destacado también la organización Mundial de la Salud y es conocido desde hace años por el Ministerio de sanidad. Sin embargo, a pesar de que el ratio de enfermeros ha aumentado en la última década, no se llega ni de lejos a los números de los países de nuestro entorno. Las consecuencias de esta carencia de personal sanitario se agrava en un país que es donde más ha aumentado la esperanza de vida y el envejecimiento de la población.

Según la OCDE, la evolución del estado de salud de los españoles será negativa si no se toman medidas para solucionar la carencia de enfermeros en nuestro país. Mar Rocha, portavoz del Sindicato de Enfermería, respalda esta opinión y argumenta que el trabajo en prevención y promoción de la salud se hace exclusivamente desde este sector y es fundamental para garantizar la salud del futuro. El Sindicato pide al Ministerio y las Comunidades Autónomas que tomen medidas para impulsar el papel de la enfermería en el sistema sanitario. Además, Rocha, reclama que aumenten las contrataciones para alcanzar, al menos, el porcentaje medio enfermero paciente que hay en la Unión Europea.

La escasez de enfermeros en España se ha agravado con la salida de muchos profesionales fuera del país durante los años de crisis económica. Ante esta realidad, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo señala la necesidad de que España promueva políticas de retención creando condiciones de trabajo menos precarias y salarios más atractivos. Este organismo internacional recomienda también la creación de más plazas en las universidades para la formación de enfermeros. Propuesta que rechaza el Sindicato de Enfermería por considerar que el problema no está en la falta de graduados sino en la no contratación de los mismos y en la precariedad del empleo que se oferta.

El último perfil sanitario de España elaborado por la OCDE señala en positivo el aumento de la esperanza de vida en nuestro país. Como negativo apunta el aumento del gasto farmacéutico que los españoles deben pagar de su bolsillo, un gasto que está por encima de la media europea. También en negativo, los tiempos de espera para cirugía, la baja proporción de médicos generalistas y el elevado consumo de antibióticos, muy por encima de los países de nuestro entorno.

Comments are closed.